domingo, marzo 05, 2006

FOTOGRAFIAS DEL PASADO



Estas fotografías análogas son de una seria de los años 90, todas en Blanco y Negro cuya temática fundamental era mi entorno cotidiano.
Fueron desarrolladas en mi laboratorio sobre papel Ilford y sus formatos son entre 20 x 30 cm. y entre 30 x 40 cm.

Recordar el pasado como la estructura que construye nuestro futuro y que nos aporta una visión más duradera en el tiempo y el espacio en que nos ha tocado vivir, siempre es positiva, a menos que deseemos que vuelva, lo cual no es posible ni es bueno para nuestra salud mental y emocional.
El pasado es pasado y debe quedarse donde está, en caso contrario destruiremos nuestro futuro.








18 comentarios:

antona dijo...

Felicidades amigo,ahora existe el digital,pero sigue siendo una delicia,poder ver estas pequeñas obras de arte,llenas de misterio
muchas gracias por tu visita
salu2

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

Gracias por tu visita y comentarios.
La fotografía siempre ese misterio.

Saludos.

Marco Antonio Sepúlveda

Anónimo dijo...

MARCO ANTONIO,LA FOTOGRAFIA EN BLANCO Y NEGRO TIENE OLOR A MELANCOLIA.MARILU

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

Marilú.
No se si la fotografía en blanco y negro huele a melancolía, pero creo que ver donde comemienzan las cosas que hacemos hoy, siempre es bueno.
Tener cimientos en la estructura de la vida nos hace más sólidos.

Saludos y gracias por tu visita.

Marco Antonio Sepúlveda

Unmasked (sin caretas) dijo...

ME gusta lo que dices con tus fotos: el pasado debe quedarse donde esta. Una frase inteligente y refrescante. Agarrarnos del pasado no nos lleva a ningun lado, aprender de los errores del pasado, si.

Me encantan las fotos en blanco y negro. Y estas son muy nostalgicas.

Hasta la proxima, y gracias por visitarme.

Besos sin mascaras

PETRA

fotomiradas dijo...

Que nostalgia, no de tiempos pasados sino de lo que evocan las imagenes

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

Petra.
Gracias por tu visita y continuamos en contacto.

Fotomiradas.
Sí, son evocadoras y nostálgicas, ya que esos lugares fueron devorados por la modernidad y esa niña tiene 16 y el niño (mi hijo) tiene 15 y ya no se disfraza de rockero incógnito,sino de futbolista.

Saludos

Marco Antonio Sepúlveda

Alexª dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Alexª dijo...

Obrigada pelo comentário no meu Blog.
:)

Gosto muito das fotos e do imaginário nos desenhos.
Voltarei a aparecer aqui.

Bohemia dijo...

Wow, pequeñas joyitas en blanco y negro...

Noa- dijo...

Joyas en blanco y negro de un pasado no tan lejano recuperado.

Gracias por tus palabras en mi rincón.

Un saludo

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

fotomiradas.
Alex.
Bohemia.
Noa.
Gracias por visitar mi página.

Saludos.

Marco Antonio Sepúlveda

Solo en la Oscuridad dijo...

Vuelvo y vuelvo a difrutar de tu blog y ahora de fotos muy personales como es tu familia.

Marco me encanto tu frase la cual tomo el atrevimiento de citarla:

El pasado es pasado y debe quedarse donde está, en caso contrario destruiremos nuestro futuro.

Vaya que lección de vida.

Saludos

Majeak Ann dijo...

Me ha gustado mucho tu blog! Tienes un estilo diferente, único. Gracias por tu comentario...así pude ver de tus trabajos. Sumamente interesante!!!

Gab dijo...

Es verdad Marco, las fotografías de tiempo pasado, como el perfume y la música, dicen que son como puertas astrales porque en el mismo momento te llevan a sentir, alegría, o tristeza, o nostalgia, o todo lo contrario.

A veces dicen que algunas personas son de afrerrarse mucho a este tipo de cosas. Que no pueden despegarse del pasado y que eso tampoco hace muy bien.

Pero son muy lindas las fotografías viejas, a mi me gustan mucho.

Beso

marco-sepulveda dijo...

Solo en la oscuridad.
Gracias por tu visita y tus opiniones.

Majeak Ann.
Gracias por tu visita.

Gabriela.
Garcias Gabriel por tus reflexiones al respecto.

Saludos.

Marco Antonio Sepúlveda

GUINEVERE dijo...

jajajaja, el pequeñito de abajo, ¿es el zorro de niño? Tierno. Un abrazo

Marco Antonio Sepúlveda dijo...

Guinevere.
esa foto siempre me parecio divertida.
Es de uno de mis hijos cuando tenía dos años, hoy tiene 15.

Saludos y muchas gracis por visitarme.

Marco Antonio Sepúlveda